Conteo de 20 segundos por Edrich Ballesteros

Nadie puede negar que el evento más importante de la empresa AAA causó gran expectativa, pues no siempre puedes ver en México a gente como Kenny Omega, como los Young Bucks, como Cody Rhodes, y por supuesto, ver una lucha de apuestas entre el portador de una máscara icónica para la lucha libre mexicana contra la cabellera de un luchador que es un ídolo para muchos en la actualidad.

Tampoco nadie puede negar que el esfuerzo que se hizo para que la transmisión fuera en vivo, en diversas plataformas como televisión abierta, por televisión de paga y por internet es algo a lo que no estamos acostumbrados, pues muchas veces el evento se transmitía diferido o solo las luchas semifinal y estelar, así que esto sin duda, deja un ejemplo para otras empresas que quieran llegar a la gente.

Pero… ¿De qué sirve todo esto si nos van a ofrecer lo que vimos? y es que en serio, para ser el magno evento de AAA, las luchas fueron como de cualquier función en cualquier arena y en cualquier lugar, no ofrecieron nada relevante, nada que pase a la historia, nada que nos quede en la memoria como un buen recuerdo, no, la verdad fueron luchas muy simples, pese a la calidad de los participantes.

Ver a Konnan y al Vampiro en un ring, en las condiciones que se encuentran, y con los riesgos que implica, no deja nada bueno a nadie, ver como la mayoría de la función se llevó a cabo con mesas, charolas, una engrapadora, una escoba, y un ladrillo, nos presenta al primer perdedor de la noche: la lucha libre.

Si bien es cierto, que el producto de AAA se dirige más al espectáculo que a la cuestión luchística, buscando brindar cosas nuevas a los que asisten a sus funciones, también es cierto que hay cosas que ya no se pueden tolerar en una función, como el protagonismo de los réferis, que incluso, hasta tienen que darle la mano al luchador para que se pueda apoyar de las cuerdas y hacer su movimiento, el referí no está para eso, quien diga lo contrario, entonces no entiende de lucha libre.

Ahora bien, vamos a la lucha estelar, esa por la que muchos pagaron, esa en donde la apuesta era grande, esa que los conocedores ya decían el resultado basados en cuestiones fuera de la lucha libre y que hoy, quedan exhibidos como meros farsantes que lo único que buscaron fue crear polémica para vender, y no, la lucha libre no está para eso, así que los medios “profesionales” perdieron lo más importante: credibilidad.

El nombre de Blue Demon es sinónimo de lucha libre, la máscara azul es junto con la de Santo, la más importante en la historia del pancracio mexicano, eso nadie lo puede discutir, por lo que se esperaba que diera una demostración digna ante quizás, la lucha más importante que ha tenido en los últimos años, pero ganó de la peor manera sobre un ring: con un ladrillo.

Blue Demon Jr perdió la legitimidad del personaje, que como ya he dicho, es símbolo de lucha libre, sangrar desde el inicio no significa que sea una lucha emocionante, emotiva, no, demuestra que ya no hay recursos para buscar que la gente se emocione así que un ladrillo bastó para defender una máscara que merecía algo mejor.

Y si se dice que la lucha extrema está prohibida en la CDMX, y si el señor comisionado de lucha libre estuvo presente y vio todo esto, entonces ya no entendemos si de verdad se puede o no practicar la lucha libre con la modalidad de extrema, o si en una lucha tan importante, un ladrillo es válido y suficiente para decretar una victoria.

Perdieron los aficionados que esperaban más de esta función, perdió Blue Demon Jr la legitimidad sobre el personaje arriba del ring, perdió la empresa que en su función más importante, no pudo dejar un buen sabor de boca a la mayoría de los testigos de este evento, pero pierde más la lucha libre que una vez más, fue superada por un show en donde un hombre que recibe un ladrillo en la cabeza, no solo no tuvo una contusión, sino que todavía pudo quitarse un vendaje mal hecho y mostrar que no le pasó nada, así es la lucha libre, así se despide el Dr. Wagner y así termina Triplemanía este año.

¿Qué sigue ahora?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s