Saltar al contenido.

No todos son leyendas ni maestros…

Conteo de 20 segundos por Edrich Ballesteros

Muchos aficionados confunden a menudo el término leyenda y el de maestro, pensando que solo por la edad se les debe de considerar así a quienes han sido parte del mundo de la lucha libre, y eso está muy lejos de ser verdad.

Una leyenda es aquella persona que en su trabajo, hizo cosas que pasarán a la historia, esas de las que transcurrirán muchas generaciones y todos seguirán hablando de ello, esos que se mantienen vigentes en la memoria y de los que es muy difícil olvidarse por lo que hicieron sobre el ring, esos que con solo nombrarlos, se nos vienen a la mente más de uno de sus logros.

Y es que para ser leyenda, se tuvo que haber enfrentado a lo mejor de lo mejor y haber salido con la victoria en la mayoría de las ocasiones, se tuvo que haber sangrado y mostrado dolor con tal de salir adelante, esos que regresaron después de lesiones importantes para seguir su carrera, esos que por su mérito propio se mantuvieron en las luchas estelares, esos son leyendas, y no, no todos los que estuvieron en el Toreo de Cuatro Caminos tienen esa categoría, porque muchos tuvieron muchas luchas, es verdad, pero ninguna de la que todos las que la vieron se acuerden.

Tampoco es una cuestión de edad, porque muchos luchadores ya entrados de años, que vemos en alguna expo, tristemente no son recordados ni reconocidos por aquellos que buscan al ídolo del momento, pero hasta ahí, una verdadera leyenda no pasa desapercibida por nadie.

Maestro? Solo aquellos que han dominado por completo cada técnica en la lucha libre, esos que pueden hacer ver fácil lo que otros en muchos años de experiencia no pueden ni siquiera intentar, esos que con sus movimientos hacen que la gente se emocione, pero no todos los maestros son leyendas, por lo que ya he explicado en líneas anteriores.

¿Y a qué voy con todo esto?

Que los aficionados también deben ser más estrictos en cuanto a quienes incluir en estas categorías, porque de lo contrario, habrá mucha gente que se diga leyenda cuando en realidad no ha hecho nada trascendente y a otros los llamarán maestros solo porque ya tienen muchos años de lona recorrida, pero ni con eso, son capaces de dar una buena demostración, ojo, no tiene nada que ver con profesores, que son los que enseñan lucha libre en un gimnasio, eso es cosa aparte, pero es buen momento de darle valor real a estas categorías, por el bien de la lucha y para que los mismos luchadores busquen con sus actuaciones, algún día, aspirar a ser llamado de una u otra manera por méritos propios y no por meras modas o solo por seguirle la corriente a quienes creen que un par de luchas hacen de alguien una leyenda o que por ser de una edad avanzada ya son maestros de un arte que parece poco a poco se va perdiendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: