¿Qué esperan? ¡Que se maten!

Perspectivas del Ring por Sergio Trejo

Dos fotos y doble moral, esto fue lo que nos heredo la rivalidad entre Blue Demon Jr. y Dr. Wagner Jr. que lejos de concluir con un tabicazo en Triplemanía XXVII subirá su intensidad.

La redes sociales son la mutación del monstruo de mil cabezas que llena las arenas, es un fenómeno radioactivo que ve lo que le acomoda y juzga sin estar presente.

Aquel cuya ignorancia televisiva le da argumentos de mierda y poca razón de que en un espectáculo como la lucha libre, las rivalidades concluyen al bajar del ring o traducido a su idioma, cuando dejan de estar frente a las cámaras.

Pudimos ser testigos de la foto en la que un individuo sin importancia posa con Wagner y Demon instantes después de “la masacre”, situación que no fue bien vista por los villamelones y pulcros que se rasgaron las vestiduras y se dejaron ir como una “Santa Inquisición” moderna.

Aquellos que piensan que una rivalidad deportiva impide a los protagonistas tener una vida personal y que en todo momento, incluso en el baño, debe pasar por su mente el acabar con su rival.

Durante esta semana post Triplemanía leí muchos comentarios de risa, que sin conocer el contexto de la foto la satanizaban. Sinceramente lo que haya detrás nos debe valer un carajo, si Wagner y Demon tienen una amistad es su problema. Recuerden que como profesionales se contratan para hacer una lucha, no para matarse.

Vamos a la historia, aficionados ¿recuerdan que L.A Park desenmascaró a Pierroth? Bueno, años después de la culminación de la incógnita de Norberto Salgado estos grandes rudos fraguaron una gran amistad que en los momentos difíciles para el Bocazas salió a relucir con las constantes muestras de amor que La Huesuda le ha demostrado. Apenas grabó un video invitando a un homenaje en su honor. Ahí no vi a los mercenarios del teclado decir algo.

Existen pasajes luchísticos que nos cuentan que entre familiares, amigos y/o compadres han dado luchas épicas y protagonizado rivalidades de antología. Por eso me pregunto, ¿Por qué Demon y Wagner no pueden ser amigos?

Yo mejor me quedo con la foto de la señora que le limpió la sangre a Wagner del rostro, sin duda, esa señora me hizo recordar a la gran Virginia Aguilera mejor conocida como “la abuelita de la lucha libre”, una dama que disfrutaba del pancracio como nadie y que hasta sus últimos días profesó un amor profundo a su héroes de carne y hueso.

Esa señora tan hermosa de Pachuca me hizo creer que aún hay esperanza para este deporte-espectáculo plagado de pulgas que se le cargan al perro más flaco, carroñeros del pancracio que sólo existen para devorar y no para crear… a ellos les pregunto ¿Que esperan? que los luchadores ¡Se maten!

“En la vida se LUCHA, para ser LIBRE”

@TrejoReportero

trejoreportero@gmail.com

One response to “¿Qué esperan? ¡Que se maten!”

  1. Entiendelos ¡Pobrecitos! Son ignorantes de la lucha dentro y fuera de ella, te propongo invertir nuestro tiempo en educarlos respecto a la lucha libre que es nuestra pasión, en lugar de llenarnos la boca de ofensas inútiles y hostilidad innecesaria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s