Perpectivas del Ring por Sergio Trejo

Hoy mi corazón está partido en dos por la muerte de un hombre que es de los más importantes en mi vida profesional y personal.

Su nombre es Miguel, muchos le decían maestro, profesor… y millones más lo vitoreaban como Dr. Karonte, un rudo de época, de lo más respetados en el ambiente y todo un icono de Tepito, el barrio bravo de la Ciudad de México.

Nuestra historia comenzó durante la organización de nuestra función en la Arena Neza, que se llevó a cabo el 17 de julio de 2011, en donde a manera de homenaje, fue sinodal de nuestro Torneo de Novatos junto a los maestros Águila Solitaria, Jaque Mate y Sepulcro.

Fue gracias a Chucho y Memo que conocí al maestro. Recuerdo que ellos junto a la banda de Productos Beto´s, vendían sus artículos afuera de la Arena México, ahí les comenté sobre la función y me propusieron invitarlo.

Debo confesar que me llamó mucho la atención la forma en la que Memo y Chucho hablaban del maestro, antes de poder entrevistarme con él, hubo un protocolo muy estricto de llamadas telefónicas para que aceptará recibirme.

Días después me citó en el Star Gym de Canal del Norte, donde impartía clases de lucha libre, ahí pude ver de cerca como heredaba sus conocimientos a sus alumnos, entre ellos sus nietos e hijos.

Tal fue la amistad que surgió entre nosotros que su gente fue quien me debutó como anunciador de lucha libre en esas maravillosas funciones realizadas en el corazón de Tepito.

No necesité de ser luchador para ser su pupilo, durante las platicas que tuve con él aprendí mucho de los secretos de la lucha libre. Incluso después de una imprudencia mía, me escuchó y perdonó como un padre perdona a un hijo. Siempre le voy a agradecer que pese a la mala leche de un personaje insignificante, creyó en mí.

Siempre me apoyo sin dudarlo, en una función para niños discapacitados, en la Gala de Aniversario que organizamos en Furia de Titanes por nuestro décimo aniversario e incluso en un mole que organicé en mi colonia donde tuve el honor recibirlo a comer en mi casa junto a mi familia.

Durante varios meses vivió por mis rumbos por lo que muchas noches me lo encontré en el transporte público y me contaba anécdotas de su día a día.

Lo veía cada domingo en el tianguis de mi casa vendiendo sus famosos tacos de hígado encebollado que ya eran parte de mi barrio.

Desde que se fue de mis terrenos nos veíamos poco, nos llamábamos por teléfono solo para saber cómo estábamos, ahí supe que estaba delicado de salud. Hoy me enteró que no lo veré más con vida y siento un vacío muy grande.

Se fue un hombre que amaba la lucha libre, quedó pendiente un libro que quería hacer para inmortalizar sus memorias, pero yo me quedó con uno de esos capítulos, el honor de contar con su amistad y de haber sido parte de esa historia. Es al único luchador que he respetado como a un padre… al único que a parte de mi padre, saludaba de beso a manera de respeto. GRACIAS POR TODO MIGUEL, GRACIAS POR TODO DR. KARONTE.

Con amor y respeto, tu hijo, ahijado y amigo Sergio Trejo.

Descansa en paz.

Dr. Karonte en Furia de Titanes (10:17)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s