La lucha extrema no es para pend£¿O$…

Perspectivas del Ring por Sergio Trejo

Mi primer acercamiento con la lucha denominada extrema fue en el año de 2011, cuando dentro de las filas de la International Wrestling League (IWL), vi a gente como Los Porros (Ovett, León Rojo, Periko, Big Memo, Alfred Dino y Ángel o Demonio), alternar con figuras de la talla de Mad Man Pondo, Necro Butcher, 2 Tuff Tony, Balls Mahoney (QEPD) y todo el elenco que conformaba la empresa del estimado Ingeniero Martín Amaro (QEPD).

Ninja de Fuego, Campeón de Internet IWL representando a FDT Lucha Libre.

Al mismo tiempo conocí a las nuevas promesas de la lucha extrema que hoy son figuras como Violento Jack, Aeroboy, Cíclope, Miedo Extremo, Jinzo (Ronnie Mendoza), entre otros que estaban en el entonces Desastre Total Ultraviolento (DTU).

Sin embargo, al primer gladiador que me impactó con su trabajo fue Sabú, al que pude ver antes de que naciera Furia de Titanes, en esos entrañables Lucha Fan Fest del Circo Volador.

Mencionó esos nombres porque al momento de escribir este texto se me vinieron a la mente, pero en general ellos y muchos más marcaron en mí un respeto profundo por el arriesgado trabajo que realizan, pese a las criticas y estigmas que van más allá de los que se provocan con las luces neón o el alambre de púas.

XMW de mi buen amigo Dollar, semillero de extremos, también es un lugar en el que vi buenas luchas que sobrepasan los limites de lo humanamente permitido.

Al ver a los elementos de estas empresas desmadrarse para que el público desquitará su boleto e incluso cómo se curaban las heridas en los vestidores, me hizo entender que este tipo de lucha no es para alguien sin bases luchísticas clásicas, o sea para cualquier pendejo.

Perdón por el francés, pero hasta en los perros de pelea hay razas y en más de 13 años de FDT Lucha Libre he visto gente que sangra por sangrar, incluso se vanaglorian de eso, su único talento, en contraparte gente como Los Porros, por ejemplo, con su trabajo se llevan el cariño y respeto del público.

El pasado fin de semana asistí a cubrir la función de Zona 23 en el Deshuesadero, ahí experimente la emoción de la primera vez que fui a una función en la Arena IWL, un salón de fiestas acondicionado como templo del dolor en donde vi madrazos de los buenos.

Sin duda la experiencia del domingo 13 de octubre de 2019, ha sido la más Underground en lo que va de mi carrera y no pude evitar recordar a todos esos luchadores que vi en la empresa donde hice mi debut como anunciador. Vino a mi mente la gira Oktober Fest IWL y a esos sanguinarios con los que pude convivir y trabajar.

Por fortuna, doña lucha me puso en el lugar indicado ya que pude saludar a viejos amigos como el referí Pompin Jr. quien debutó en la empresa de los Amaro, Halcón 2000 quién perdió la máscara en una de sus funciones, en Pachuca, Hidalgo, contra el Ninja de Fuego, Campeón de Internet IWL representando nuestro emblema.

También pude saludar al buen Vampiro Loco, quien trabajó como staff de la compañía, además vi al gran 19 y medio, referí al que tengo en mucha estima y que presentaba como “El Buki”, en las grandes funciones del Deportivo Tlalli.

Volví a encontrarme con la lucha extrema, tan criticada pero a la vez tan adictiva. Volví a ver a la gente pedir más violencia y a los luchadores complaciendo su necesidad desmadrándose entre los autos chatarra.

Siete luchas en las que cada uno se entregó a sus posibilidades y talento, ahí vi a japoneses y gringos que me dijeron, “Sergio estás en el lugar correcto, no tienes que ir a nuestros países para ver buena lucha extrema. Ésta es la mejor“.

Foto: Carxyus González

La asoleada valió la pena, porque nadie resulto lesionado, nadie requirió hospitalización, todos supieron hacer su chamba, incluso el maestro Rocky Santana nos dio cátedra de como recibir un tabicazo del Porro. Por eso, hoy más que nunca reitero, LA LUCHA EXTREMA NO ES PARA PENDEJOS… ya sea luchadores o aficionados como el que aventó la botella mientras luchaban Sobredosis y Lunatik Fly.

Amigo lector, si no te gusta la lucha extrema no te sientas ofendido, no todos deben compartir el gusto de los demás, te confieso que a mi tampoco me gustaba, pero al ver de cerca su desarrollo y la preparación que conlleva me enamoró.

Gracias Zona 23 por remontarme a aquellos tiempo donde fui feliz y no lo sabía. Felicidades Abel y a todo tu equipo por el gran trabajo que hacen. Mi recuerdo y agradecimiento para el Inge Amaro e IWL por darme la oportunidad de conocer esto que siempre será polémico pero que al final me apendejó por el oficio que muestra cada luchador extremo que he tenido la fortuna de ver trabajar. En conclusión, sí soy un pendejo y me gusta la lucha extrema.

Gracias por leer hasta aquí.

@TrejoReportero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s