La lucha libre es un negocio…

Conteo de 20 segundos por Edrich Ballesteros

Como todo espectáculo público, la lucha libre debe ser considerada un negocio del cual muchas familias se benefician o por lo menos, encuentran en la lucha libre un sustento económico para cubrir sus mínimas necesidades.

Y es que quizás, la gente no se da cuenta que detrás de ese mágico momento donde el rudo y el técnico se enfrentan para demostrar quién es el mejor, hay tantas cosas que involucran dinero, ese que aunque dicen que no lo es todo, la verdad es que si hace falta para todo.

Empecemos con el hecho de que para que ese luchador que hoy es aclamado por la afición, antes de ser el ídolo de todos, fue un simple mortal como todos los demás, alguien que un día decidió ser luchador y entonces vino el primer gasto, que fue pagarle a alguien para que le enseñara lucha libre.

Pero la cosa no paró ahí, porque no solo tuvo que pagar las clases, también en muchos casos, el acceso al gimnasio, que son cosas aparte, la famosa “visita” algo así como el cover, donde pagas por entrar a un lugar donde de todas formas vas a consumir algo y pagar por ello.

Pero resulta que para entrenar como se debe, no puede ir de chanclas, así que debe conseguir el equipo básico para aprender a luchar, el calzado adecuado, debe comprar vendas, su toalla, y la indumentaria correcta para poder realizar cada ejercicio, cosas que también cuestan y que el luchador debe desembolsar.

Aquí ya vemos que el beneficio de la lucha va hacia el gimnasio, hacia el profesor y hacia quienes venden el equipo para entrenar, el luchador lo ha pagado, con la esperanza de que en un futuro todo eso se recupere.

Ahora, viene el punto donde la constancia y la capacidad ya se notan, ese joven que llegó sin saber nada, ahora ya tiene los conocimientos necesarios, pero no suficientes para ser considerado un luchador, así que ya puede subir al ring para ser un profesional, deberá pensar en un nombre, en un equipo, por lo que deberá desembolsar (algunos le dicen invertir) una cantidad para pagar por registrar su nombre e imagen (en un mundo ideal) deberá pagar por supuesto, su trámite de licencia para ser profesional (también en un mundo ideal), deberá pagar por sus botas, sus mallas, su máscara, sus rodilleras y todo lo que implique poderse presentar sobre un ring.

Aquí ya entonces, el beneficio no va solo para el gimnasio, el profesor, los que venden el equipo para entrenar, no, ya también llegó a una institución gubernamental, una comisión de lucha libre local, alguien que se dedique a confeccionar máscaras y equipos y por supuesto, al zapatero que haga las botas, más dinero que el joven ha puesto de su bolsa, sacado de muchos lados, menos de la lucha libre.

Seguimos.

Como es un novato, que nadie conoce, que nadie lo ha visto, pues tendrá que presentarse en arenas pequeñas, que normalmente le quedan muy lejos de su casa, así que tendrá que gastar en el pasaje para trasladarse, y al llegar a la arena, tener la esperanza de que el dueño del lugar, le de algo, por lo menos para regresar a casa, a veces tendrá éxito, a veces le dirán: “ahí para la otra” o en el peor de los casos le dirán “te estoy ayudando a que tengas experiencia…”

Otro beneficiado más es el del transporte público o el de la gasolinera y por supuesto, el dueño del lugar y/o promotor.

Pero… no termina aquí, pues en la arena, se consume luz, agua, hay que pagar impuesto predial, permisos, hay que pagar a la gente que se encarga de tener todo listo antes de que inicie la función, hay que pagar a la gente que vende comida, bebida, y entonces, todos se ven beneficiados por un espectáculo como la lucha libre, eso, sin contar que en caso de una lesión y por no contar con un seguro social, habrá que pagar a un doctor por su atención, habrá que pagar medicamentos, curaciones, etcétera, por lo que todo se reduce al dinero.

El beneficio para el luchador, se ve lejano, pocos son los que viven de esto, porque la vida no nos da el tiempo suficiente para esperar en tanto la gloria llega, pues hay familias que alimentar, obligaciones que cumplir y metas que alcanzar.

Es la realidad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s