Saltar al contenido.

2020 y las expectativas de la lucha libre mexicana

Conteo de 20 segundos por Edrich Ballesteros

Llega a su fin un año más, o un año menos dependiendo la perspectiva de cada persona, un año donde el mundo de la lucha libre mexicana se vio envuelta en escándalos, en polémica, donde se vieron buenos y malos combates, donde muchos nacionales triunfaron en el extranjero y otros regresaron sin hacer ruido, un año mas, uno como muchos otros.

Y es que seamos sinceros, pareciera que de todo esto, nada hemos aprendido, porque las cosas se siguen repitiendo, no hay mejoras reales en el pancracio nacional, seguimos viendo como la gente se divide en sus gustos por dos empresas que son las que dominan, mientras otras se pelean por ver quien está en tercer lugar, ese que han ocupado muchas pero que nadie se puede afianzar.

Vemos por igual, que en las arenas siguen subiendo gente que no está preparada, poniendo en riesgo su integridad y la de sus compañeros, vemos también, que sigue habiendo promotores que no cumplen, comisiones que no se imponen, luchadores que se han olvidado de ser profesionales, pero eso, insisto, es año con año y no se ve un cambio.

Hoy vivimos una época donde las redes sociales y diversos medios electrónicos se vuelven más una atadura que una ayuda para que la lucha libre se magnifique, gente que se dice “aficionado” queriendo revelar que la lucha libre tiene secretos, queriendo mostrar al mundo a la persona debajo de un personaje, gente que se dedica a buscar pleito no solo con los luchadores sino con otros aficionados solo porque estar detrás de un teclado los hace sentir importantes.

Y esas mismas redes, que deberían ser el medio que tengan los luchadores para conectar mas con su público, se vuelven un mercado en donde salen a relucir cosas personales que no nos deberían importar, pero se debe al descuido de quienes gustan “compartir” sus momentos con la gente, para eso, lo mas recomendable, sería tener dos perfiles, el público, el del luchador, el que nos importa, y el privado, ese que solo los muy cercanos deberían tener acceso.

Otro año donde muchos réferis sienten que son el espectáculo principal, otro año donde el aficionado compra lo que sea que le ofrezcan las empresas y se sienten bien con eso, otro año donde se evidencia que las cosas no han cambiado, no como deben, no como queremos.

Luchadores que siguen subiendo y recibiendo nada por su trabajo, promotores que se quejan de que aún con arena llena no hay para pagar sueldos, servicios médicos que no se hacen presentes, personajes clonados que aparecen en luchas estelares, pleitos legales para saber quién es el dueño de un nombre, comisiones que dejan pasar por alto muchas cosas, aficionados que han rebasado la línea del respeto y se van contra el luchador ya en temas personales, y luchas de apuestas donde la mayoría no se cansa de decir: “era más que obvio”

Todos hemos contribuido a esto, tanto en acción y en omisión, hemos dejado pasar las cosas por creer que no nos corresponde a nosotros reclamar, hemos vivido cómodamente en una burbuja que mientras no nos afecte, no nos importa lo demás, y si para este 2020 cambiamos por lo menos un poco esa molicie, quizás el 2020 sea el inicio de algo nuevo y no la continuación de lo mismo de siempre.

Hagamos lo que nos toca para que este año por llegar, sea un mejor año, por la lucha, por todos…

2 Comentarios »

    • Yo espero que en algún momento, las cosas mejoren, hay mucho talento mal encaminado pero en algún momento, hay que tocar fondo para de ahí, volver a subir…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: