El Kemonito, ídolo de la afición

Conteo de 20 segundos por Edrich Ballesteros

El pasado 4 de Marzo, se armó un revuelo en el mundo luchístico de México, pues se decía que ese día, el personaje conocido como “Kemonito” estaría festejando su cumpleaños.

Y aunque la realidad, es que su cumpleaños es el día tres de julio, todo ese movimiento que inundó con imágenes las redes sociales donde se le veía al Kemonito, nos hizo ver que los ídolos que nacen, duran más que los que se hacen.

Kemonito es la representación pura de la magia de la lucha libre mexicana en una época donde la tecnología puede hacer lo inimaginable, hoy, podemos ver a este personaje aparecer en posters de películas clásicas, de series de televisión, en anuncios, en donde sea, y la afición mexicana más allá de criticar esto, lo agradece y lo festeja, porque el Kemonito es hoy por hoy, una figura mediática que ha alcanzado una fama que ya quisieran muchos luchadores que se dicen “ídolos”

Y es que para ser ídolo, hace falta ese “algo” que no todos tienen, los luchadores del momento, pueden tener grandes movimientos, un físico impresionante, un equipo muy llamativo, pero sin ese “algo” simplemente pasan al olvido, algo que no sucede con Kemonito, que con su sola presencia, se vuelve el deleite de los niños, y hay que reconocerlo, de los adultos también.

Simpático en su andar, valiente en cada vez que interviene en una lucha poniéndose al tú por tú con gente mucho más grande y pesada que él, tan conectado con la gente, que cuando es golpeado, solo se oye el alarido del público quien siente que han golpeado a alguien muy cercano a ellos, porque así son los ídolos, se vuelven parte de nuestras memorias, que con el tiempo, se hacen leyenda.

Claro que hay otros personajes que hacen las funciones del Kemonito, no podemos olvidar al Perico Zacarías, al Cuije después llamado Mije, al Chucky, al Guapito, al ya por muchos olvidado Mini Clown, que aunque por igual tuvieron su momento de fama, no trascendieron como el Kemonito, y seguramente no lo harán.

De Alushe hablaremos más adelante.

El paso de quien está debajo del personaje en cuestión, ha sido sin duda, muy circunstancial, él entrenó lucha libre para defenderse de los abusivos que por su tamaño le molestaban continuamente, sin saber que su sueño de ser luchador se vería transformado en ser un ídolo de la lucha libre, aún sin luchar.

Lo hizo primero como Alushe, a lado de Tinieblas y Capulina en la televisión, personaje que tuvo que dejar para darle vida al Kemonito, por allá del año 2005, por eso es complicado comparar a ambos, sabiendo que es la misma persona quien ha interpretado a las mejores “mascotas” de la lucha libre mexicana, alguien que con su carisma y su forma de conectar con la gente, hizo que alcanzara un lugar muy importante en el pancracio nacional.

Hoy, gracias a las redes sociales, la figura del Kemonito se vuelve más viral, mas mediática, lo que hace que su fama crezca, y que con ello, lugar donde se presente, la gente va a verlo, buscar una foto, un recuerdo con ese personaje que terminó cautivando a todos por igual, sin importar la edad.

Atrás quedaron los días donde a lado de Tinieblas luchaba contra el mal, hoy le vemos en el ring, dándole su merecido a los rudos, a pesar de que él fue rudo en aquellos años cuando Atlantis cambió de bando y se llevó con él al Kemonito, algo que no duró, pero también lo recordamos siendo golpeado como aquella patada que le dio el Ultimo Guerrero que lo hizo todavía más famoso, ese es el Kemonito, con más aventuras que Alushe, pero que no dependen de una revista o un programa de televisión para que la gente las vea, porque ahora las vive en el ring, ahí donde todos los que quieran lo pueden ver.

El Kemonito es la más pura demostración de que los medios actuales de comunicación, como lo son las redes sociales, ayudan a alimentar la figura de un ídolo, con una imagen, un sticker, un gift, todos, tienen al alcance al Kemonito incluso aquellos que no gustan de la lucha, porque ya trascendió esa barrera, gracias, insisto, a las redes sociales.

Y siendo honestos, no se ve que dicho ascenso se detenga, así que si nada malo pasa, tenemos Kemonito para rato, deleitándonos no solo en las redes, sino con lo más importante: su presencia en el ring, pues bien es dicho que “ídolo que no se ve, no es adorado”….

¡Sin importar que no haya sido su cumpleaños, le deseamos lo mejor hoy y siempre al ídolo de todos, al Kemonito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s